Accesibilidad

Proyecto K9 de PSA: La aportación de GEFCO

18 octubre 2018

Esto es lo que ha hecho GEFCO para el proyecto K9 de PSA


Por parte de GEFCO, colaboramos con PSA a diferentes niveles en este proyecto a través de nuestros equipos de WRP (Warehousing & Reusable Packaging), Overland (Transporte terrestre) y FVL (Finished Vehicle Logistics).

Por parte de GEFCO, colaboramos con PSA a diferentes niveles en este proyecto a través de nuestros equipos de WRP (Warehousing & Reusable Packaging), Overland (Transporte terrestre) y FVL (Finished Vehicle Logistics).

Desde la división de Overland, actualmente se suministran el 90% de las piezas para la cadena de montaje del nuevo modelo K9 desde los proveedores PSA hasta su fábrica de Vigo, tanto en Logística de aprovisionamiento como en Logística inversa, con el retorno de embalajes vacíos.
Desde la división de WRP, se realizan los síncronos de depósitos y cablerías de depósitos, planchas de abordo, dirección asistida eléctrica, tapices delanteros y traseros, CRM de parachoques, libros de instrucciones y lote de abordo. Asimismo, se colabora con PSA en otras prestaciones que afectan a varias piezas, especialmente a través de labores de aprovisionamiento y reposición de piezas en función de su consumo. Además, también se trabaja con varios proveedores de estos modelos a través de la prestación de sistemas de packaging reutilizable.
Por último, a través de la división de FVL, el mayor reto de este proyecto ha sido, en el caso del Opel Combo, aunar la cultura francesa (PSA) y alemana (Opel). GEFCO estuvo muy pendiente de unificar los controles de calidad, identificar cada vehículo correctamente y moverlo desde el punto de producción a la zona de transporte, desde donde se llevaba a puerto Bouzas, para el transporte marítimo o campa de Porriño, para el transporte vía rail o carretera.
En el caso del Citroën Berlingo y Peugeot Partner, la integración con PSA está en la definición de los esquemas logísticos, que se adaptan en función del mercado en el que va a ser posicionado cada vehículo.

En colaboración con el cliente, y para este nuevo modelo que es más grande que el anterior, se han desarrollado los elementos de bridaje para facilitar el transporte ferroviario de estos vehículos, ya que existía la problemática de gálibo. En paralelo, se ha trabajado en la adaptación de las estaciones de bridaje y desbridaje, fundamentales en el proceso.

Los principales requisitos exigidos para trabajar con PSA en este proyecto han sido la flexibilidad, la garantía de servicio dentro del objetivo de costes marcado y la integración de los equipos de GEFCO con PSA para trabajar de forma conjunta y cumplir plazos.

Sin duda, formar parte de este proyecto es una experiencia muy positiva para GEFCO, ya que representa una oportunidad para ampliar nuestra colaboración con PSA, desarrollándonos junto a ellos y adaptando nuestros proyectos a sus necesidades. El proyecto K9 ha supuesto la implicación de equipos flexibles y expertos para elaborar planes que permitan optimizar la cadena de suministro tanto a nivel operativo como económico, ayudando a PSA a mantener sus objetivos de reducción de costes logísticos ante la creciente competitividad existente en el mundo del automóvil. Además, se trata de una excelente oportunidad para promover la innovación en la optimización de la cadena de suministro, así como para acompañar a PSA en mercados como Marruecos, que también forman parte de este proyecto.

Por otra parte, se trata de una excelente oportunidad para contribuir en el crecimiento de la industria gallega en su conjunto y en su evolución hacia un modelo más innovador y competitivo frente a otros mercados globales. Asimismo, la industria gallega se encuentra en uno de sus mejores momentos históricos, puesto que, según el Instituto Galego de Estatística (IGE), en 2017 alcanzó su máximo de producción de los últimos nueve años. En el caso concreto del sector de automoción, de acuerdo con los datos de CEAGA (Clúster de la Automoción de Galicia), el año pasado también registró récords históricos en cuanto a empleo, inversiones y volumen de exportaciones realizadas por las empresas de componentes.

En este escenario tan positivo, el K9 es el resultado de la confianza que la dirección de PSA pone en la planta de Vigo debido a su flexibilidad y experiencia, proporcionando una gran estabilidad para nuestros equipos, que actualmente están trabajando 24 horas al día, 7 días a la semana. Así, se perfila un futuro muy optimista tanto en el entorno de la fábrica como en todas las industrias auxiliares y de servicios, que de una u otra manera tendrán la oportunidad de participar en este proyecto. De esta forma, PSA contribuye de forma muy significativa al crecimiento de la industria gallega con el K9, poniendo en valor la buena salud de la industria proveedora de componentes y servicios en la región, así como el alto nivel tecnológico y de innovación que tiene.

*Extracto del artículo "LOS PROVEEDORES MANIFIESTAN OPTIMISMO ANTE EL FUTURO" de AutoRevista.

Compartir